Los cambios siempre han existido y existirán. Son aquell@s que se adaptan a los cambios los que siguen adelante. En la entrada anterior hablé sobre la Zona de Confort (en adelante, Z.C), sus consecuencias negativas y como huir de ella. En esta entrada y en las siguientes (dan nombre al título del blog), voy a hablar más detalladamente sobre como salir de la ZC.
Reinventarse es un proceso de cambio, un camino que se ha de realizar hasta que la nueva realidad  se materializa. Es algo verdaderamente difícil, ya que supone dejar de lado quienes hemos sido hasta ahora y afrontar cambios radicales. Y no solo eso, en el camino también habrá que superar miedos, replantear ideas, conceptos, transformar objetivos, estructuras, comportamientos… es ciertamente, un reto complicado, ya que un@ ha de salir de su ZC, de su ámbito conocido y familiar. Esto genera en las personas un intenso miedo y con frecuencia una gran angustia.
Mi Búsqueda Activa de Empleo (en adelante, B.A.E) empieza donde termina mi Z.C, y para ello mi reinvención es el primer paso para salir de ella.
Si quieres reinventarte de verdad como persona (y como profesional) en primer lugar debes volver a conectarte con tu esencia.
Reinventarse es un proceso que cuesta, necesita un compromiso muy fuerte en la vida de un@ mism@, porque debes atravesar momentos de desngaño con hábitos que, aunque en el pasado hacías y creías muy buenos, cuando conectas con tu Esencia te das cuenta que ha supuesto una pérdida de tiempo, en ese momento te hará falta mucho cariño y tolerancia contigo mismo para perdonarte.
Te invito a que te reinventes de verdad, porque no puedes estar destinad@ a desaprovecharte en la Z.C y, tú posees grandes cualidades que no pueden marchitarse allí.

 

O cambias y te reinventas… o desapareces

             “No puedes nadar contracorriente, es más inteligente nadar a favor de ella”

Cuando nuestras circunstancias se 
ven modificadas de forma drástica e 
inesperada, procede una 
transformación personal equivalente. 
En este caso, supondría un cambio de 
rumbo porque el destino planeado no 
es posible y/o deseable.
Me identifico plenamente con esta descripción. Mi vida Hasta ahora había sido una más, sin pena ni gloria, nada por lo que destacar. Parecía otro de tantos. Aunque mi formación y experiencia dicen que soy un profesional proactivo y polivalente, siempre se me ha conocido profesionalmente como repartidor hasta que la crisis truncó mi trayectoria profesional en seco. Me quedé desempleado, pero nunca parado, es más, no por eso me rendí. Sabía que algo tenía que hacer, por ello estuve buscando y valorando varias opciones y me dí cuenta que para todo me tenía que volver a formar de nuevo casi desde cero.
En mi reinvención he tratado de coger mis habilidades y conocimientos y enfocarlos a otro mercado que lo demande. Ahora estoy reinventándome como ciudadano 2.0 (además de este blog, tengo publicadas algunas fan pages en facebook y me muevo por más redes sociales y profesionales), además de retomar el conocimiento y aprendizaje de idiomas (entre elos inglés y francés).
Reinventarse es posible, pero no es fácil. Esto no sale de la noche a la mañana, pero se puede si seguimos la T.E.C.:
    Trabajo
    Esfuerzo
    Constancia
Tod@s tenemos habilidades y conocimientos, solo hay que redirigirlos hacia donde sean aprovechados y apreciados.
Traza un plan y vete a por tu objetivo; reinventarse está en tus manos.
Sobre todo, disfruta de tu labor de reinvención día a día, porque cada día es especial e irrepetible. Aprende de los errores y no pierdas el rumbo, mantén el timón fijo con los vientos favorables. Llegarás a buen puerto.
¡REINVÉNTATE!