Una forma de reactivarse es empezar a andar, a medida que empiezas a andar te reactivas, te reinventas y te reciclas, pero hay que empezar a andar

(Ariadna Pérez)

 

En las anteriores entradas hablaba sobre los conceptos reinvéntate, recíclate, reactívate (dan nombre al blog y son su fundamento principal, en torno al cual giran todas las demás entradas), enfocándose cada uno de ellos de la siguiente manera:
  • Reinvéntate: Formación
  • Recíclate: Práctica
  • Reactívate: Actitud
Proactivarse va un paso más allá, es la actitud que hay que tomar para tomar el control de la conducta de modo activo, lo que implica la toma de iniciativa en el desarrollo de acciones creativas y audaces para generar mejoras, haciendo prevalecer la libertad de elección sobre las circunstancias del contexto.
 

 

Mi proactivación forma parte de mi Búsqueda Activa de Empleo (en adelante, B.A.E.), ya que asumo la responsabilidad de hacer que las cosas sucedan; decido en cada momento lo que quiero hacer y como lo voy a hacer. Un ejemplo de mi proactivación es este blog.

 

 

Proactivarse, como ya he dicho anteriormente, va un paso más allá; y aunque sea un término contrapuesto a reactivarse, ambos términos son inherentes entre sí e indispensables en mi B.A.E.

 

Cuando era trabajador en activo nunca me había planteado una reinvención, ni un reciclaje, ni mucho menos, una proactivación; pero llegó la crisis, y, como consecuencia de ella, me quedé desempleado, por lo que desde entonces me planteo la siguiente cuestión:

¿Tomo yo el control de mi situación, 
o mi situación toma el control de mí?

 

Esta cuestión es la base de la contraposición entre los términos reactivación y proactivación. También he de decir que la proactivación es un proceso, que lleva implícito una toma de decisiones, que pueden dar lugar a una serie de cambios, que van a mejorar la calidad de mi B.A.E.

 

 

En resumen, la proactivación es un proceso continuo en el que yo tomo el control de mi B.A.E.

 

 

En la entrada proactivate (1…) definí el término proactivarse como la toma de control de mi conducta de modo activo.
La proactividad está muy valorada en el mercado laboral ya que en el mercado laboral ya que las empresas necesitan personas con la responsabilidad de hacer que las cosas sucedan como queremos. Además una persona que decida construir consistentemente la proactividad como competencia dentro de su organización, verá aumentar los resultados año tras año, y el cansancio físico y mental de los miembros de su equipo se reducirá significativamente.

 

Reactivo o Proactivo

 

“Ser Proactivo es tomar en tus manos tu destino;
ser reactivo es delegarlo en otro.”
(Eduardo Nieto)

 

La reactividad y la proactividad son dos actitudes ante la vida, ante las situaciones que a diario nos va presentando el simple hecho de vivir. ¿Espero que algo ocurra para tomar una decisión o pienso con anterioridad que algo puede llegar a ocurrir y tomo decisiones? ¿Reacciono a veces explosivamente cuando algo ocurre que no me ha gustado o doy los pasos necesarios para que eso que no me agrada no llegue a ocurrir?
Hay infinidad de momentos en los que nuestra actitud puede ser reactiva o proactiva, por lo que es interesante definir que significa cada cosa. La reactividad hace referencia a una “reacción” que se da una vez que el suceso haya ocurrido, mientras que la proactividad se refiere a las acciones que emprendemos para conseguir los resultados que deseamos obtener.

 

 

En mi Búsqueda Activa de Empleo (en adelante, B.A.E.) se pueden presentar ambas actitudes de la siguiente manera:
  • Si me conformo con mi situación actual y no hago nada para cambiarla, me siento y espero a que los demás hagan que sucedan cosas; si me comporto como un avestruz -escondo la cabeza bajo tierra- o como un bombero -esperando que se declare el fuego para combatirlo; mi forma de comportarme es reactiva.
  • Si cuestiono mi manera habitual de ejecutar mi B.A.E. si no obtengo los resultados deseados, emprendo constantemente nuevas acciones y genero cambios constructivos en mi entorno; me levanto cada mañana dispuesto a hacer que paden cosas, a crear oportunidades y a encontrar nuevas soluciones; mi forma de comportarme es proactiva.

 

A continuación voy a plantear la siguiente cuestión: ¿Como va a ser el comportamiento proactivo en el entorno laboral?

 

Bateman y Crant consideran que las personas proactivas se caracterizan por lo siguiente:
  1. Están buscando continuamente nuevas oportunidades.
  2. Se marcan objetivos efectivos orientados al cambio.
  3. Anticipan y previenen problemas.
  4. Hacen cosas diferentes o actúan de forma diferente.
  5. Emprenden la acción y se aventuran a pesar de la incertidumbre.
  6. Perseveran y persisten en sus esfuerzos.
  7. Consiguen resultados tangibles, puesto que están orientadas a resultados.
Estas características del comportamiento proactivo en el trabajo (o en la B.A.E.) pueden hacerse extensivas a otros ámbitos de la vida.

 

En un contexto laboral tan cambiante como el actual, el comportamiento proactivo juega un papel decisivo en el éxito profesional, por lo que es preciso convertirse en un agente activo de cambio, tener iniciativa y saber hacer frente a la incertidumbre. Este comportamiento también se orienta a resultados, ya que ser proactivo no consiste únicamente en proponer ideas o hacer restructuraciones cognitivas para percibir la realidad de otra manera. Pensar el cambio está muy bien, pero no es suficiente; hay que ser capaz de transformar las ideas en acciones para obtener resultados.

 

 

En la próxima entrada voy a seguir hablando de ser proactivo, pero desde la ACTITUD como elemento clave para ejecutar la consecución de nuestros objetivos.

 

En la entrada proactivate (…2…) definí los términos reactividad y proactividad son como dos actitudes de la vida diaria, contrapuestas entre sí, dando lugar a que en infinidad de momentos nuestra actitud sea reactiva o proactiva. En esta entrada voy a seguir hablando de ser reactivo o proactivo tomando como base la ACTITUD como elemento clave para ejecutar la consecución de nuestros objetivos.

 

 

En este sentido mi Búsqueda Activa de Empleo (en adelante, B.A.E.) no es un proceso dejado al azar ni surge de la noche a la mañana. Es un proceso concienzudo y consensuado, que requiere de una planificación, organización y ejecución, y responsabilidad para cumplir las metas y objetivos propuestos. ni decir tiene que mi B.A.E. es un proceso personal que yo mismo tengo que controlar y ejecutar, por lo que la clave de la proactividad de mi B.A.E. es mi ACTITUD; Independientemente del asesoramiento que me brindan l@s profesionales de la orientación y la psicología (aprovecho para mostrarles mi agradecimiento por sus servicios, ya que sin ellos mi B.A.E. y mi blog no hubieran visto la luz).

 

Desde el punto de vista de la actitud voy a hablar de actitud reactiva y actitud proactiva, por lo que me planteo la siguiente cuestión:

 

¿Eres una persona reactiva o proactiva?

 

Hay dos tipos de personas; las que dirigen su vida y a las que se la dirigen.

 

Las personas que dirigen su vida son proactivas, van hacia lo que quieren, deciden qué hacer con su tiempo, tienen planes para conseguir lo que quieren y están siguiendo sus planes. Saben que existe el riesgo de que sus planes no salgan bien; pero entonces los cambiará y volverá a probar.

 

Una persona a la que se le dirige la vida trabaja en modo reactivo la mayor parte de su tiempo. Simplemente alguien decide qué es lo que tiene que hacer con su tiempo y se ponen inmediatamente manos a la obra. Una persona reactiva no tiene planes, ellos forman parte de un plan de otra persona.

 

 

Todos utilizamos las dos actitudes: reactiva y proactiva, aunque siempre hay una que prevalece sobre la otra; hay personas que son más reactivas que proactivas, hay personas que son más proactivas que reactivas; siempre hay que buscar ser proactivo y crear camino, en lugar de seguir el que ya han hecho otros.

 

Crear camino nos lleva al éxito; y la clave del éxito es la TECY(A):

  • Trabajo
  • Esfuerzo
  • Constancia
  • Y por qué no? (Actitud)
LA ACTITUD ES LA CLAVE DEL ÉXITO 
¿TE ATREVES A SOÑAR?

 

TODO ES CUESTIÓN DE ACTITUD
“Quien piensa en fracasar, ya fracasó antes de intentar.
Quien piensa en ganar ya lleva un paso adelante”
(Anónimo)

 

Después: de haber diferenciado entre personas reactivas y personas proactivas, voy a plantear la siguiente cuestión: ¿Qué NO es la Proactividad?
  • La Proactividad NO es ser un hiperactivo. No implica actuar deprisa y de forma caótica o alocada, dejándose llevar por impulsos a cada momento.
  • Tampoco es ser intolerante con las ideas del resto, agresivo o incluso arrogantes. La Persona Proactiva Tiene que Ser todo lo contrario, debe estar abierto a los demás, tener unos valores y objetivos claros, actuando en consecuencia de estos.
La ACTITUD es el factor clave para que mi B.A.E. ejecute con éxito la consecución de los objetivos establecidos en ella. Esto es proactivación.
¡PROACTÍVATE!