Toda persona tiene capacidad para cambiarse a sí misma

(Albert Ellis)

 

En las dos entradas anteriores hablé sobre el autoconvencimiento basado en la actitud como factor fundamental en mi Búsqueda Activa de Empleo (en adelante, B.A.E).
A continuación voy a hablar de la autoaceptación, que es el hecho de autoaceptarse, y me voy a basar en la autoestima.
¡OJO! La autoaceptación puede ser buena o mala, pero al tratarse de mi B.A.E me centraré en la buena.

 

 

Autoaceptarse es quererse a un@ mism@, es en todo momento tener un autoconcepto positivo de un@ mism@ y aceptarse como tal. Ahora bien, no quiere decir que nos tengamos que conformar con la realidad de lo que somos, es decir, la autoaceptación no es incompatible con la voluntad de mejorar nuestras competencias, sino que es una herramienta que nos permitirá disfrutar de un estado agradable y constructivo general. No se trata de compararse con nadie (nadie es superior ni inferior a nadie).

 

Como ya se ha visto autoaceptarse es quererse a uno mismo pero sin renunciar a una mejora en sus competencias.
Cuando me quedé desempleado, tuve que aceptar la nueva situación pero sobre todo, aprender a autoaceptarme y tratar de mantener siempre una buena autoestima, lo cual no es fácil dado el  mercado laboral tan cíclico y cambiante que hay hoy en día, estamos expuestos al fracaso.
Una vez analizado esta situación lo que me tengo que plantear es aumentar la autoestima ya que es un factor determinante en mi B.A.E, y para que mi B.A.E sea fructífera y productiva, mi autoestima tiene que mantenerse alta en todo momento.
“Nuestro rendimiento nunca será mayor
que la imagen que tenemos de nosotros mismos”
Dr. Lair Ribeiro
Unos consejos interesantes para aumentar la autoestima son los siguientes:
  • Autoacéptate. Para que los demás te acepten debes autoaceptarte primero.
  • Respétate y respeta a los demás.
“Solo podemos respetar a los demás
 cuando uno se respeta a sí mismo”.
“Solo podemos dar, cuando nos damos a nosotros mismos”.
“Solo podemos amar,
 cuando nos amamos a nosotros mismos”.
 
Abraham Maslow
Estos consejos me van a hacer que me replantee el modo de verme y vivir enfocado hacia las críticas, los éxitos y los fracasos y el perdón, para convertir lo negativo en positivo.
En conclusión: no te juzgues, conócete y compréndete, tienes debilidades, te equivocas y fracasas, y no solo tienes derecho a ello, sino que te sientes cómod@ con ello igual que puedes disfrutar de tus fortalezas, éxitos, virtudes y puntos fuertes. Todo eres tú.
¡DISFÚTATE!
A %d blogueros les gusta esto: