¿Tiempo muerto? ¡Prohibido!

¿Tiempo muerto? ¡Prohibido!

No perdamos nada de nuestro tiempo;
quizás los hubo más bellos, 
pero este es el nuestro
(Jean Paul Sartre)
Tanto en la vida como en nuestra Búsqueda Activa de Empleo (en adelante, B.A.E) hay una serie de acontecimientos, actividades, eventos… que se suceden en diferentes períodos de tiempo. Ahora bien, estos acontecimientos no son siempre productivos o de provecho todo el tiempo sino que también hay momentos de aparente “inactividad”; son los llamados tiempos muertos, de los que voy a hablar a continuación.

El tiempo muerto de por sí es una práctica, que se utiliza en deportes colectivos como el baloncesto, balonmano, voleibol y waterpolo, consistente en hacer una pausa estratégica para reordenar el partido. Sin embargo,aquí en el ámbito de las TICs hace referencia a un período de tiempo en el que la actividad no es productiva, bien por escasez o  por no ser adecuada en el tiempo, por lo que podría ser también un tiempo desaprovechado. En nuestra B.A.E se refiere al tiempo en el que se suceden una serie de actividades 2.0 u online que no son propias de dicha búsqueda (Ej. Entrar en Facebook para chatear en el horario marcado para nuestra B.A.E; seguir en Twitter cuentas que nada tienen que ver ni con nuestro perfil profesional ni con nuestros criterios de búsqueda en dicho horario…); por tanto a la hora de llevar a cabo nuestra B.A.E, dichos tiempos quedan terminantemente prohibidos ya que son tremendamente perjudiciales. ¿Quien no conoce el dicho de “el tiempo es oro”?

¡OJO! Eso no quiere decir que ni el tiempo de actividad en las redes sociales ni el tiempo de actividad online o 2.0 sea un tiempo muerto desaprovechado; es más, son tiempos que si se saben aprovechar, son valiosos para nuestra B.A.E (más si tenemos en cuenta de que  tanto nuestra B.A.E, la actividad empresarial y laboral, y el mercado laboral en general, están cada vez más informatizados, digitalizados, y con mayor presencia 2.0 y en las redes sociales y profesionales); el problema es cuando se hace de ellas un uso inadecuado, haciendo un gasto de tiempo innecesario para nuestra B.A.E.
Si echamos un vistazo a las 2 entradas anteriores (de vuelta al 2.0 y al 1.0 y al 0.03, 2, 1 Acción 2.0 a 0.0), a modo de conexión diré que el tiempo muerto es archienenmigo de la puesta en acción, por lo que dicho tiempo no puede tener cabida jamás en nuestra B.A.E.
En conclusión: Se prohíbe la entrada de tiempos muertos a nuestra B.A.E.
3, 2, 1, Acción (2.0 a 0.0)

3, 2, 1, Acción (2.0 a 0.0)

“El que aprende y aprende y no practica lo que sabe, 
es como el que ara y ara y no siembra” 
(Platón)
Después de una toma de contacto postvacacional (retomado de la agenda, reactivación de las redes sociales…) nos llega el momento de pasar a la acción.
Si no pasas a la acción,
otro lo hará por tí
Ha llegado el momento de ejecutar la planificación y organización de nuestra Búsqueda Activa de Empleo (en adelante, B.A.E) después de una primera toma de contacto en la que se ha planificado y organizado nuestra B.A.E (y el 2.0 no es una excepción).
Normalización de horarios, eventos, vuelta de vacaciones, apertura del año académico… Septiembre es un mes de “reapertura” de la actividad laboral y es el momento de aprovechar y pasar a la acción, o sea, es hora de coger nuestros Currículum Vitae, Cartas de Presentación, e incluso Tarjetas de Visita (si procede) y acerquémonos a contactar (de modo online u offline) con las distintas empresas y empleadores para generarnos una oportunidad de empleo, despues de haber hecho un previo y exhaustivo análisis de nosotros mismos de del mercado laboral. También es de especial interés tomar nota de los puntos fuertes y aspectos a mejorar en anteriores búsquedas, con el fin de realizar una B.A.E de modo más eficaz y eficiente.
En resumen: 3. Análisis de resultados y proceso de nuestra B.A.E, 2. Descanso vacacional, 1. Toma de contacto postvacacional y planificación y organización de nuestra B.A.E, ¡ACCIÓN! Ejecución de nuestra B.A.E poniendo en práctica todo lo aprendido.
De vuelta al 2.0 (y al 1.0 y al 0.0)

De vuelta al 2.0 (y al 1.0 y al 0.0)

Una persona debe fijar sus objetivos cuanto antes y dedicar toda su energía y talento a ellos
(Walt Disney)
Hola a todos internautas, ya estamos de vuelta otra vez después del parón de Agosto (un mes en el que parece que el mundo entero se para por vacaciones).
En el mes de Agosto se  paraliza toda la actividad laboral, y el 2.0 no es una excepción. La gente aprovecha para “desconectar”, sí, entrecomillado, ya que el whatsapp, el facebook, el twitter y el instagram, por ejemplo, son un hervidero de fotos y vídeos del disfrute vacacional. Pero.. ¿y los que estamos en situación de Búsqueda Activa de Empleo (en adelante, B.A.E)? Es un mes complicado ya que prácticamente está todo cerrado por vacaciones, y en el 2.0 no hay tanta actividad (al menos en el ámbito laboral), aunque también, si vemos el lado positivo, nos permite descansar, reflexionar sobre lo hecho hasta ahora y “recargar las pilas”.
Agosto pasó y ya estamos en Septiembre, y con ello, vuelta a empezar. Esto se traduce en volver a coger nuestra agenda, programar y planificar nuestra B.A.E, por lo que ha llegado el momento de hacer los “deberes laborales”, o sea, retomar la lista de contactos y hacer networking, reanudar la investigación a las distintas empresas, cuidar y actualizar nuestras Redes Sociales y Profesionales… Es una ardua tarea después de todo un mes “desconectados” volver a “conectarnos”, pero hay que hacerlo. Es el momento de aprovechar que todo se “reanuda” para ofrecer nuestros servicios a las diferentes empresas, tanto de modo online (internet, 2.0) como de modo offline (presencialmente, 1.0 y 0.0).

A todos los que estamos en situación de B.A.E, cuesta reanudarla pero tenemos que hacerlo si queremos acceder al mercado laboral. Como dice el dicho “camarón que se duerme, se lo lleva la corriente”.

Moraleja: No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy.
Hacia una búsqueda de empleo 2.0 de calidad y efectiva: Ofertas de empleo

Hacia una búsqueda de empleo 2.0 de calidad y efectiva: Ofertas de empleo

La mayoría de las personas gastan más tiempos y energías en hablar de los problemas que en afrontarlos

(Henry Ford)

“Se necesita personal. Salario a convenir”; “Se busca empleado X. Fijo X más variables”; y un largo sinfín, etc. ¿Quien no ha visto alguna vez estos anuncios en la prensa, carteles, internet…? ¿Se han parado a pensar alguna vez el grado de veracidad de estas ofertas, y si merece o no la pena presentar nuestra candidatura a ellas? A continuación voy a aclarar estas cuestiones.
Hoy día, el mercado laboral está cada vez más digitalizado, las ofertas que se publican cada vez tienen más presencia en la Web 2.0 () aunque, como ya expuse en una de las anteriores entradas, estas ofertas no son ni una cuarta parte de las ofertas existentes en el mercado laboral.
Ahora bien, ¡cuidado!, no es oro todo lo que reluce, en este sentido abundan las ofertas fraudulentas (en algunos casos incluso te piden datos bancarios o depósito de dinero), ¿entonces como podemos distinguir las ofertas verdaderas de las fraudulentas? Haciendo unainvestigación exhaustiva de la oferta (anunciante, página de publicación, contacto…). A la hora de determinar si merece la pena o no presentar nuestra candidatura a la oferta, seguiremos la misma fórmula: ¡Investigar! y responder a otras 2 cuestiones: ¿qué nos pide la empresa?; ¿qué le podemos ofrecer a la empresa?.
En resumen, nuestro objetivo es encontrar un empleo a corto plazo pero es necesario estudiar bien la oferta y nuestro perfil para conseguir un empleo “estable” y de calidad, y si me permiten la expresión ¡QUE NO NOS DEN GATO POR LIEBRE!
En la próxima entrada abordaré este tema de manera más detallada.
En la anterior entrada ya dejé entrever que en las ofertas de empleo ¡no es oro todo lo que reluce!, así que en ese sentido, ¡cuidado!¡QUE NO NOS DEN GATO POR LIEBRE!
Como habréis visto me estoy refiriendo a las ofertas de empleo fraudulentas que tanto abundan en internet (y más en estos tiempos de crisis). Hay un refrán que dice “a río revuelto, ganancia de pescadores“, y eso es lo que está pasando hoy en día ya que el desequilibrio entre la demanda y la oferta de empleo es abismalmente favorable a la demanda, por lo que cada vez hay más fraudes en las ofertas de empleo.

Este gráfico es un ejemplo de algunas estafas que se producen en relación a las ofertas de empleo y de que hacer si nos estafan. Ahora bien:

¿son evitables estas estafas?
Por supuesto que lo son, siempre que no nos dejemos llevar por lo llamativo de la “oferta” y empleemos el sentido común e investiguemos sobre la veracidad de dicha oferta antes de lanzarnos ofrecer nuestra candidatura.
Moraleja: Si ves una “oferta de empleo”, no seas reactivo; sé proactivo.
Hacia una búsqueda de empleo de calidad y efectiva: Autocandidatura

Hacia una búsqueda de empleo de calidad y efectiva: Autocandidatura

Los que renuncian son muchos más que los que fracasan
(Henry Ford)
Páginas de empresas, webs de ETTs, emails, inscripciones en webs… y suma y sigue ya que se impone cada vez más la vía telemática para todo, nuestra autocandidatura no se queda exenta de esa dinámica. Ahora bien:
¿Qué es la autocandidatura?
El Dossier de la Autocandidatura, de Andalucía Orienta la define como la acción que se produce cuando una persona con deseos de trabajar, toma la iniciativa de dirigirse a una empresa sin que previamente ésta, haya solicitado candidatos para cubrir un puesto determinado. Suele denominarse también CANDIDATURA ESPONTÁNEA o BÚSQUEDA ACTIVA DE EMPLEO; sería algo así como enviar (digo enviar porque me centro en la vía online, al ser las TICs como eje temático de esta entrada) nuestro Currículum Vitae (en adelante, CV) de forma espontánea a las webs o emails de empresas, ETTs, consultorías… de forma espontánea para futuras o presentes vacantes.
La autocandidatura, según en qué casos, suele ser válida para todas las empresas, excepto para el sector público. En todo caso, es necesario adjuntar a nuestro CV una carta de autocandidatura (carta de presentación).
Antes, y todavía mucha gente lo sigue haciendo, buscábamos en la web de una empresa u organización el apartado trabaja con nosotros y rellenábamos el consiguiente formulario; pero los tiempos han cambiado, y ahora hay que multiplicar los esfuerzos para conseguir impactar en las empresas más punteras. Solamente hay que invertir más tiempo, podemos realizar una autocandidatura eficaz siguiendo estos 6 sencillos pasos:
  1. Informarte en internet sobre la empresa.
  2. Recabada la información,realiza un CV y una Carta de Presentación adaptados a la empresa.
  3. Cuida el estado y privacidad de tus redes sociales (las empresas tiran cada vez más de ellas a la hora de reclutar candidatos).
  4. Investiga posibles contactos en la empresa.
  5. Si no hay contactos, buscarlos (a ser posible, personal del Departamento de RRHH de la empresa), y contactar con ellos.
  6. Sigue a la empresa en redes sociales y permanece atento a las ofertas que publiquen.
En conclusión nuestra candidatura tiene que ser un proceso proactivo, y no reactivo.
Todo campeón fue una vez un aspirante que se negó a rendirse